Crítica: GORGOROTH “Pentagram” (25 aniversario)

Banda: Gorgoroth

Título: Pentagram

Año: 1994

País:  Noruega

Formato: Álbum

Duración: 29 minutos

Discográfica: Embassy Productions

Género:  Black Metal

(9/10)

Nos proponemos a reseñar otro trabajo realmente mítico y legendario, del que se cumplen veinticinco años de su lanzamiento, en esta ocasión no es otro que el primer disco de una de las bandas más importantes e influyentes del Black Metal escandinavo y por ende del mundo.

Nos estamos refiriendo a los noruegos Gorgoroth que en el año 1994 lanzarían uno de los discos más aviesos, retorcidos, blasfemos y gélidos de la historia del Black Metal, su nombre era “Pentagram”, un trabajo reverenciado, respetado y admirado por los más fieles y devotos seguidores del viejo culto.

El disco fue grabado por el fundador y auténtico gurú del grupo, Infernus que se ocupó de las guitarras, Hat a las voces, Samoth de Emperor al bajo y Goat a la batería.

El disco comprime en poco menos de media hora todo el odio, la maldad, el desprecio y la ferocidad tan característica del Black Metal más ortodoxo, porque sin duda, eso es lo que representa este disco, puro y primitivo Black Metal, agrío, fúnebre y visceral!!.

Desde la inicial “Begravelsesnatt” con esos ritmos infernales y a piñón donde Hat nos demuestra porque fue considerado uno de los cantantes más salvajes y rabiosos de la escena hasta la atronadora y enfermiza “Måneskyggens slave” (posiblemente el mejor tema del disco) el trabajo es un viaje endemoniado y tormentoso a lo más profundo de tu mente, de esos discos con poder inquebrantable que son capaces de crear un antes y un después dentro de un estilo musical por su autenticidad y su sentimiento, unidos ambas características casi de manera exclusiva a aquellos mediados de los noventa, desde entonces pocas bandas han sido capaces de capturar estas atmósferas tan sombrías y oscurantistas a un nivel tan extremo.

A destacar, aparte de los nombrados, dos temas capitales en este trabajo, uno es ese himno atemporal del Black Metal más aguerrido y emponzoñado como es “Khatarinas Bortgang” con un tremebundo trabajo de la batería, esas voces desgarradas, y esos fríos y demenciales riffs marca de la casa que cortan como cuchillas oxidadas.

El otro tema que me parece de una rotundidad absoluta y todo un clásico de la banda es “(Under) The Pagan Megalith”, corte vehemente, intenso, atroz, estridente, que va creciendo con el paso de los segundos hasta convertirse en una bestia desatada merced a unos cambios de ritmo absolutamente geniales que hacen que no puedas dejar de mover la cabeza todo el tiempo.

En definitiva y como conclusión un disco fundamental y absolutamente imprescindible si quieres sentir en toda su dimensión  lo que significa el Black Metal en su más profundo y seminal significado, a un nivel muy difícil de alcanzar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.