Crítica: SKÁLDSKAPARMÁL «Frostlands»

Banda:  Skáldskaparmál

Título: Frostlands

Año: 2024

País:  ?

Formato: Demo

Duración: 27 minutos

Discográfica: Autoeditado

Género:  Black Metal

(8.5/10)

De un lugar incógnito nos llega esta demo debut de tres temas de crudo Black metal centrado en la mitología nórdica. Fue una de esas píldoras que recogí en uno de los especiales que hizo Juanma García sobre las demos y que tan buenos frutos dan, ya que nos sirven para descubrir la mar de interesantes que pasan muchas veces por debajo de nuestro radar.

El caso es que lo que nos ocupa es un proyecto de monótono y crudo Black Metal de temas largos, buenos desarrollos, ciclos de repeticiones y melodías gélidas que entiendo que a mucha gente pueda tirarle para atrás, pero que a mí me parece un flipe. Básicamente porque sabe guiarte para tocarte la fibra sensible con unas melodías ultra épicas como la del tema «Jötun» en el que suena a puro y glorioso Pagan Black Metal.

Lo que decíamos, temas sencillos y repetitivos, estructuras nada complejas sobre la base de una batería muy básica pero que esconde una calidad compositiva cojonuda. Sonido frío y distante que cuadra a la perfección con la temática del disco, encuadrada en los libros de poemas, dichos e historias populares de Snorri Sturluson… es más, es la segunda parte de la Edda prosaica.

Con estos mimbres, temas como «Bragi» adquieren ese significado de tradiciones sonido clásico blackletalero muy influido (para bien, esto es Black Metal y no vikinguitos del Wacken) por la cultura y la espiritualidad nórdica. No parece impostado ni artificial sino que hay una comunión sincera, sería y real con la mística vikinga.
Decíamos de «Bragi», que fue por el tema que les conocí pero sinceramente, no me parece el mejor porque, aún siendo bueno, tanto «Jötun» como el que da título a la demo «Frostlands», lo superan en atmósfera y calidad. De hecho, este último es el más «complejo» (si se puede decir así) tanto a nivel de texturas como de longitud.

Tiene las típicas partes crudas y monótonas, con guitarras frías y cacharreras, la batería a piñón, las capas de teclados que envuelven los crescendos pero que cierra con una parte ambiental de teclado que se acerca casi al Winter Synth casi magistral, ya que sirve para cerrar de manera excelsa está epopeya. Tanto si saca otra demo como si no, este proyecto merece mucho la pena. Esperemos que se animen a sacar el formato físico porque no soy el único al que le haría mucha ilusión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate