Crítica: NIFELHEIM “Nifelheim” (25 aniversario)

Banda:  Nifelheim

Título:  Nifelheim

Año: 1995

País:  Suecia

Formato: Album

Duración:  28 minutos

Discográfica: Necropolis Records

Género: Black Thrash

(8/10)

Recordemos el lanzamiento de uno de esos trabajos que para siempre se quedan en el imaginario de los fans más extremos, en uno de esos discos por los que parece no pasar el tiempo y todos recuerdan de una manera especial, en definitiva uno de esos álbumes que redefinió el Metal más extremo durante las dos próximas décadas.

Hace veinticinco años una hasta entonces desconocida banda sueca formada por los hermanos Gustavsson, Erick bajo y Per voces, seguidores fervientes de los sonidos de los primeros Bathory, Venom y Sodom entre otros daban vida cual Dr. Frankenstein del Metal a uno de los entes más blasfemos, sucios y bestiales de la escena.

La banda se llamaba Nifelheim y puede que sin ser conscientes ellos mismos estaban creando el que para muchos es el primer discos de Black/Thrash Metal de la historia, un subgénero había nacido (o al menos estaba dando sus primeros pasos) y había llegado para quedarse.

El disco se llamaba simplemente “Nifelheim” y venía ser la eclosión de la unión de dos mundos, dos corrientes muy poderosas dentro del Metal, la violencia y la visceralidad del Thrash Metal con la oscuridad y la blasfemia del Black Metal.

La banda de los hermanísimos Gustavsson con la ayuda del genial Jon Nodtveidt a las guitarras demostraban en poco menos de media hora como nueve años después al mítico “Reign in Blood” de Slayer le había salido un hermano pequeño, en cierta manera también un competidor, igual de diabólico, irreverente y sacrílego que él si no más, porque , al menos a mí y salvando algunas distancias obvias, es el disco que me vino en mente cuando escuché por primera vez este trabajo.

Los temas son cortos en su mayoría, directos, simples incluso riffs caóticos, malvados, demenciales y jodidamente agresivos son la columna vertebral del disco, si a eso unes las agresivas y endemoniadas voces del Sr. Hellbutcher y una base rítmica desatada y a piñón tenemos los ingredientes de temas tan salvajes y atroces como la inicial “The Devastation”,Witchfuck” o “Unholy Death”, auténticos himnos y odas a la demolición sónica.

A destacar para mi temazos del calibre de “Possessed by Evil”, tralla sin cuartel con un ritmazo rompe cuellos y con uno de los mejores punteos del disco, la avasalladora “Sodomizer” con esa intro que te puede recordar a unos Maiden mega acelerados y bañados en LSD, con otro punteo de los que hacen afición, el cambio de ritmo aquí te explica porque esta banda pese a su aparente total y simple salvajismo escondía una gran calidad y trabajo detrás.

Por último no podemos dejar de hacer una pequeña mención a esa impactante portada, absolutamente sacrílega y blasfema, como no podía ser de otra manera, de un macho cabrío mega cuadrado sujetando una cruz invertida y haciendo el signo de los cuernos sobre una alfombra de cráneos, absolutamente genial cover art!!, porque sí, lo primero que vende en un disco es la portada y esta es de las mejores!!.

En definitiva un disco fundamental en la década de los noventa y uno de los más importantes dentro del Metal Extremo, capital si quieres entender de donde vienen muchas de las bandas extremas que hoy en día tanto nos gustan y que en el futuro acogerían como principal influencia a estos endemoniados suecos que vapulearían tus oídos sin ningún tipo de piedad en los años siguientes con otros grandes trabajos.

Biografía de NIFELHEIM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.