Crítica: MORK “Eremittens Dal”

Banda:  Mork

Título:  Eremittens Dal

Año: 2017

País:  Noruega

Formato: Álbum

Duración: 48 Minutos

Discográfica: Peaceville Records

Género: Black Metal

(2.5/10)

La banda noruega MORK sale del underground de la mano de Peaceville Records,y lo logra con su tercer larga duración titulado “Eremittens Dal”. Ni estar en el undergraound ni salir de el, son sinónimos de éxito.

MORK musicalmente nunca me llamó la atención tras la escucha en su momento de sus dos primeros discos y por desgracia tampoco en este último. ¿Es un mal disco “Eremittens Dal”? Realmente no lo calificaría así sino mas bien estamos ante el típico disco de cualquier “hombre orquesta” (One man band en ingles) siendo Thomas Eriksen el protagonista de toda la discografía de la banda.

Eso supone que la irregularidad es la nota dominante y que realmente se libran dos o tres temas. Los que no se libran de la quema son compositivamente planos, ramplones y sin sentimiento. Pese a querer sonar como las bandas clásicas de los años noventa, con un sonido típico de los primeros Darkthrone, no aportan nada nuevo ni nada que brille con luz propia pese al escollo de no ser originales. Hay muchísimas bandas Old School que aunque no sean originales lo hacen de puta madre y no te importa escucharlos a ellos en lugar de sus mentores.

No se si Peaceville Records busca una banda que suene como los antiguos DARKTHRONE (buque insignia del sello desde hace años) para ocupar el espacio en el sello que ellos dejaron libre en lo referente a bandas de Black Metal ya que Fenriz y Nocturno Culto se pasaron al Black n´ Roll hace años.

Salvo contadísimas ocasiones los “hombre orquesta” dejan huella. Quien mucho abarca poco aprieta. El músico inevitablemente intenta disimular sus limitaciones técnicas con aquellos instrumentos que maneja peor, haciendo composiciones estructuralmente limitadas de forma que estas carencias no se noten. El resultado final es casi siempre “sota, caballo y rey”.

La pena es que el primer corte “Hedningens spisse brodder” es el mejor y el segundo tema “Holdere av Fortet” todavía mantiene un buen nivel pero el resto aburre señores. MORK se maneja mejor con los temas más rápidos pero cuando toca ir lento que es cuando el talento ha de salir a flote para no dormir a las mases, MORK patina por desgracia. Esperemos que en el futuro la banda se decante por seguir la línea de la “alegría” en lo que a la velocidad se refiere. Nos hará un favor a todos comenzando por ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.