Crítica: ASCENSION “Under Ether”

Banda: Ascension

Título:  Under Ether

Año: 2018

País:  Alemania

Formato: Álbum

Duración: 43 minutos

Discográfica: World Terror Committee

Género:  Black Metal

(8.5/10)

El pasado año, veía la luz o la oscuridad, según se mire, el tercer trabajo de una de las bandas que mejor sabor de boca ha dejado a las hordas del Black Metal en los últimos años. Estamos hablando de los alemanes Ascension. Los germanos sacudieron la escena con aquel genial “Consolamentum” en 2010, un disco donde la banda ya se posicionaba como un ente donde las atmósferas de profundo sentimiento ritualista iban a ser una constante, posteriormente siguió un disco que se mantuvo a la altura como fue ese formidable larga duración de negras entrañas llamado “The Dead of the World”.

Pues bien, después de estos dos grandes trabajos que recibieron muy buenas críticas tanto de fans como de prensa especializada los germanos cierran esta trilogía con un disco que sigue recogiendo lo mejor de su cosecha y escupiéndonos en el rostro toda ese sentimiento oscuro, siniestro y retorcido que tan bien saben plasmar en un puñado de temas que harán las delicias de la peña que flipó con sus dos primeros trabajos, pues la linea y el estilo van en la misma dirección, lo cual siempre es una buena noticia, y es que la máxima “si algo funciona no lo cambies” se la deberían aplicar más de uno.

El disco se llama “Under Ether” y está compuesto de siete temas de una duración media/larga pero que en ningún momento se hacen pesados ni monótonos, muy al contrario, son más bien un viaje acojonante a los infiernos más profundos de tu ser y de tu mente, eso sí, es un disco que requiere escuchar con atención y concentración pues gana con cada escucha, al principio se pierden muchos detalles que van apareciendo al cabo de darle cera.

Cabe destacar temas de impecable ejecución y de tétricas atmósferas como son la inicial “Ever Staring Eyes” con esa intro taciturna que va creciendo hasta convertirse en un puñal en tu corazón con uno cambios de ritmo que te dejaran en trance o la mórbida y moribunda “Ecclesia” con un tempo desgarrador y marcado por la más profunda negatividad.

“Thalassophobia” nos trae a los Ascensión más impetuosos y arrolladores, ritmos rápidos, contundentes y asesinos acompañados de unos riffs corta cuellos y baterías que te martillean el cráneo sin piedad para luego transportarnos a pasajes más eclépticos y lisérgicos donde puedes notar como casi tu cuerpo puede flotar entre notas que huelen a muerte.

Tampoco podemos dejar pasar cortes tan intensos y subyugantes como “Stars to Dust” con ese punto tan Watain que nos deja flipando con la calidad musical de esta banda, las atmósferas que posee este tema y los cambios de ritmo son de diez!!!.

Para el final, quizá el mejor tema del disco, esa montaña rusa de sensaciones que es “Vela Dare“, un jodido erupto de Satanás que te dejará la quijotera como la de la niña del Exorcista, al loro con el trabajo de guitarra que es extremadamente bueno, para que luego digan que este tipo de bandas carecen de virtuosismo, desde luego aquí un botón de lo buenos músicos que son.

En definitiva uno de los mejores trabajos del pasado año y que dibujará sin duda una sonrisa de oreja a oreja al más puro estilo Joker sabiendo que te has metido un disco cojonudo entre pecho y espalda chavalote.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.