Crítica: AMORPHIS “Tales from the Thousand Lakes” (25 aniversario)

Banda: Amorphis

Título: Tales from the Thousand Lakes

Año: 1994

País:  Finlandia

Formato: Álbum

Duración: 40 minutos

Discográfica: Relapse Records

Género:  Melodic Death Metal

(8.5/10)

Si os dijera que no recuerdo lo que cené anoche pero sí cuando escuché por primera vez a Amorphis quizá me toméis de loco pero es así, fue la canción “Into Hiding” de este maravilloso disco que salió en el recopilatorio que la extinta Repulse Records lanzaba mensualmente, el mítico Holycidium Compilation, anécdota aparte vamos a sumergirnos en los cuentos de los mil lagos…

El término “Melodic Death Metal” tuvo sus pilares con bandas como Amorphis o sus compatriotas Sentenced, ya en Suecia se cuñó su particular forma de tocarlo en Gotemburgo, At The Gates, In Flames, Dark Tranquility, etc. No es como ahora que Death Metal clásico y Death Metal melódico están muy alejados entre sí, en aquella época todo entraba dentro del mismo estilo ya que los que vivimos la explosión artística del género no nos andábamos con rodeos a la hora de etiquetar un álbum.

La obra en cuestión comienza con una de las intros más épicas del género, una introducción brillante con teclados y una atmósfera realmente mágica que da paso al mencionado tema “Into Hiding“, quizá la mejor canción del disco con esas melodías que difícil tarea es borrarla de la memoria, también es de las primeras formaciones que utilizaron voces limpias en acorde con las guturales, “The Castaway” es un tema más progresivo que da paso a otro de mis favoritos como “First Doom”, aquí el Death Doom se hace dueño y señor del cuño de identidad de Amorphis, atención a “Black Winter Day” o a “Forgotten Sunrise“.

Lo que también llama la atención es que la composición del disco es muy homogénea teniendo un rico abanico de influencias que van desde la música psicodélica de los 60 (observar el tema “In The Beginning“) hasta la actualidad de los 90’s, cuñar el disco de Death Metal melódico únicamente es faltar a la razón ya que la magnitud de la obra posee una gran multitud de ideas frescas hasta por aquél entonces no vistas…

La portada es magnífica dando imagen al contenido del disco, hay que mencionar que el título se refiera a Finlandia como el país de los Mil Lagos, las letras se inspiran en el libro ‘Kalevala’, una colección de cuentos épicos finlandeses que inspiran a la banda para dar a conocer el folklore, las tradiciones y costumbres de su tierra.

En mi opinión es la obra cumbre de Amorphis, el disco que marcó la mejor época de la banda, aunque actualmente es una banda que no escucho tengo que decir que los directos de la banda siguen siendo impresionantes, si tenéis la oportunidad veréis que bien entran temas de “Tales from the thousand lakes“, en el repertorio de la banda…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.