Entrevista a WULFHEIM – 2017

Con motivo de la reciente salida a través del sello Damnatio Ad Bestias del cuarto álbum de estudio de WULFHEIM, titulado “Abomination”, hemos contactado con el alma mater de esta banda unipersonal de nombre homónimo para asaltarle con unas cuantas preguntas y ver que se cuece dentro de la mente de este veterano músico. Tomad asiento y poneos cómodos ante esta extensa e interesante entrevista a una de las bandas Black Metal más extremas -si no la que mas- del país. Pasen y lean…

¡Qué tal tío! ¿Cómo va todo por Málaga y por la morada del lobo? Hace nada con el último temporal ha habido bastantes desastres y caos por tu provincia, un clima totalmente acorde para la música que tocas y no como el habitual de por allí, jejeje

Saludos, la verdad es que últimamente el tiempo ha hecho estragos por aquí sembrando el caos y complicando las cosas, aunque afortunadamente ya estamos recuperados del azote y todo ha vuelto a la normalidad.

No voy a pedirte que hagas el típico resumen de quien es WULFHEIM o tu trayectoria, dudo que a estas alturas y con dos décadas machacando cráneos con tu música todavía haya quien no lo sepa. Así que para empezar hablaremos de “Abomination” ya que aún está calentito. ¿Qué acogida está teniendo este tu cuarto trabajo? ¿Te llegan buenas críticas a través de los fans, medios, sellos y canales oficiales de la banda? Me consta que el álbum está teniendo una repercusión internacional bastante buena y su distribución ha llegado a un montón de países de este puto mundo -lo nacional es otro tema que ya comentaremos-.

Desde su salida he recibido bastantes muestras de la buena repercusión del álbum, así como mensajes de gente y alguna que otra crítica o entrevista. En términos generales estoy contento con la respuesta que está recibiendo pero supongo que no puede funcionar bien en todas partes ni tiene por qué gustarle a todo el mundo y yo acepto eso sin problemas. Me basta con que alguien haya confiado en mi trabajo y arriesgado en hacerlo físico y editarlo, eso ya es suficiente.

Siguiendo con lo anterior, ¿eres consciente de ese “asombroso” dato de haber tenido casi 5.000 reproducciones en el tema promocional “The Hollowman” alojado en el Soundcloud oficial de Damnatio Ad Bestias en solo un par de meses desde la salida de “Abomination”? Esa enorme cantidad de reproducciones es algo que no deja de sorprenderme teniendo en cuenta que tu estilo es un Raw Black Metal del más agresivo, oscuro y cafre que uno puede llevarse a los oídos… vamos que no es una música precisamente muy accesible para el común de los mortales ni aporta sensaciones de armonía y felicidad. ¿A qué crees que puede deberse esta masiva respuesta?

Conocí ese dato a través de Damnatio Ad Bestias y la verdad es que me sorprendió bastante ya que como dices mi música no es asequible a un público masivo ni es agradable a cualquier oyente, y mucho menos con esos niveles de agresividad, pero por lo general el tema “The Hollowman” ha tenido buena aceptación, así que supongo que se debe a que la promoción de “Abomination” se hizo con ese tema en concreto como avance y habrá llegado a bastantes sitios siendo lo más probable que la causa sea esa, ya que si quieres pasar un momento tranquilo obviamente no recomiendas escuchar nada mío.

Son muchos los comentarios que he leído y escuchado sobre “Abomination” tildándolo de que es tu mejor álbum hasta la fecha, tanto por su labor compositiva como instrumental. ¿Qué opinión te merece a ti tu propio trabajo mostrado en este álbum como creador de él? ¿Crees que tiene alguna diferencia con el material previo y es un punto y aparte, o por el contrario es la consecución lógica de lo anterior?

En este último trabajo he situado mi creatividad en un punto anterior, quise volver al Black Metal más primario de manera tanto gráfica como audible y marcar una diferencia entre mis anteriores trabajos y este, básicamente yo lo veo como una evolución y un nuevo comienzo de otra etapa. Absolutamente en todos los aspectos es mi mejor álbum en mi opinión, disfruté mucho al grabarlo y repasar cada detalle y podría decirte que cuando lo escuché entero por primera vez pensé: Esto es un álbum de Wulfheim.

Sobre la calidad del trabajo yo soy de los que opinan como lo arriba expuesto en la pregunta previa, este trabajo es arrollador de principio a fin, una masacre sin concesión alguna. Siempre he seguido tu trayectoria y tengo las ediciones anteriores, pero he de decir que con “Abomination” te has superado y ciertamente pienso que es lo mejor que has compuesto en tu carrera. No trato de desmerecer lo anterior ni mucho menos, pero aquí noto todo mucho más elaborado, desde la labor de las guitarras pasando por los cambios rítmicos, las secuencias de samples y teclados, o la programación de batería que ha mejorado considerablemente y se te ve mucho más suelto con ella. ¿Cómo fue todo el proceso compositivo? ¿Muy arduo y de esos de mil sesiones probando nuevos riffs, o intuitivo y las notas venían solas a la mente cuando menos lo esperabas? ¿Buscabas que fuera lo más salvaje que hubieras hecho o simplemente salió así porque es lo que llevabas dentro en ese momento?

En todos los sentidos “Abomination” es un álbum muy cuidado y hecho totalmente como una manera de expresión. Esta vez quise tomarme tiempo en visionar el resultado y exponerlo sin prisas ni presiones temporales de ningún tipo, ya que lo recompuse y regrabé hasta en tres ocasiones, hasta que el resultado me fue satisfactorio.

El hecho de que la temática del álbum esté basada en el odio, la rabia y el dolor, contribuyó mucho a la concepción de su composición ya que visioné un compendio de todo esto dentro del propio estado del trabajo y el resultado fue una completa abominación, así que haciendo uso de la palabra que más venía a mi cabeza mientras todo tomaba forma, el título del álbum estaba más que hecho.

Básicamente uso siempre la misma forma de composición y creación para todo lo que hago así que el proceso fue similar al de los anteriores, con la única diferencia de que para este álbum, sabía exactamente qué resultado buscaba ver al final, así que el resto no tardó mucho en llegar.

Y ya centrándonos en la labor de estudio ¿tú usas el tuyo propio o sueles realizar las sesiones de  grabación en algún sitio concreto? ¿Realizas tú mismo la mezcla y masterización o cuentas con ayuda para esos detalles técnicos? Sé que el sonido característico de la banda es algo premeditado y que tú mismo buscas, yo diría que es tu seña de identidad más visible (o audible en este caso), pero ¿qué te llevó a adoptar un tipo de sonido tan aplastante y compacto para ser Black Metal?

La grabación de mis tres primeros trabajos fue hecha en otro lugar bajo la dirección de mi propia mano y trabajando en los detalles de cada álbum, pero ahora llevo ya bastante tiempo sentándome tras los controles y mi trabajo se ha vuelto más personal y directo que en los anteriores porque no hay presiones de tiempo o lugar que determine como tengo que trabajar.

Con este último trabajo he podido sentarme tranquilo y pensar acerca del resultado final y aunque en ocasiones las dudas te hacen acudir a soluciones, puedo decir que “Abomination” está íntegramente grabado, mezclado y producido por mí mismo. El sonido que se perpetúa en mis trabajos es el que me lleva un paso más allá en la visión final, y en consecuencia trato de retener en mi cabeza como me gustaría que sonase.

Recuerdo que cuando escuché por primera vez “Abomination” lo hice con auriculares y joder, fue tal el impacto auditivo por el tipo de sonido que me quedó una especie de secuela física, tu música es de las que te meten tal sopapo en el cerebro que me quedé algo así como saturado –no sé bien como llamarlo-, con una sensación de opresión física que trascendía de lo meramente musical, como si de verdad algo me hubiera golpeado. Es un tanto extraño, pero invito a los lectores a que prueben a escuchar tu álbum con unos cascos a buen volumen y lo comprueben por ellos mismos, es una experiencia brutal, jajaja. ¿Es para ti fundamental conseguir darle dos hostias al oyente –en sentido metafórico- con el sonido? ¿Sigues algún “patrón básico” -por llamarlo de algún modo- a la hora de grabar/mezclar/masterizar tu música para que el resultado final sea así de crudo y cafre?

Si te soy realista, lo fundamental para mi es que al final el álbum me haga estar satisfecho y orgulloso de mi mismo, nunca compongo nada para tratar de que el oyente quede o no petrificado o asombrado con lo que va a oír, creo que a estas alturas ya pocas cosas sorprenden. Igualmente me han comentado en alguna ocasión eso mismo que dices acerca de escuchar el álbum con auriculares y ese tipo de sensaciones que llegan y si al terminarlo te sientes más agresivo… entonces supongo que el álbum llega a las cotas que marqué en su concepción. La manera en la que concibo mi música es básicamente la misma en todas mis creaciones, solamente voy añadiendo los detalles que considero necesite en cada momento y los moldeo en base a como quiero visionarlo cuando se termine.

Hay un cosa que me asalta desde siempre con WULFHEIM y tu propuesta, quizá te parezca raro pero soy incapaz de ubicarte dentro de esa categoría de similitudes que todos tenemos a la hora de escuchar algo (nos guste o no las comparaciones siempre están ahí, estamos diseñados así), o sea que no puedo decir “joder, esta banda suenan como tal o cual” o “se le notan las claras influencias de fulano o mengano”. No, no hay manera oye, lo tuyo es un Black Metal crudo, salvaje y caótico con una agresividad de lo más exacerbada que he oído nunca en una banda del estilo, y con mucha diferencia tu propuesta es la más extrema dentro de las bandas Black de la malograda escena española, pero no me viene nunca nadie a la cabeza como parecido. ¿Quién es tu “influencia o inspiración” si es que la hay y puede llamarse así? Recuerdo que una vez me comentaste que había quien te veía similitudes con Octinomos, ¿pero a quien dirías tú que podrías asemejarte de alguna forma? ¿Conoces alguna otra banda con una propuesta tan bestia y acelerada como la tuya?

Mis influencias siempre han provenido de los antiguos Bathory, Beherit, Gorgoroth, Mayhem, Immortal… y este tipo de bandas con una propuesta agresiva, creo que de alguna manera mi forma de componer absorbe algo de toda esta influencia y la canaliza tal y como le doy forma en mis trabajos. Es realmente esa manera tan agresiva de exteriorizar lo que hago lo que sinceramente creo que completa a Wulfheim.

Tal y como dices en una ocasión leí que comparaban mi música con la one-man-band sueca Octinomos en su álbum “Welcome To My Planet” y aunque la verdad es que hay también grandes dosis de agresividad en ese trabajo, no sabría decirte si hay alguna similitud entre bandas pero quizás vamos en la misma línea. También leí en otra ocasión una comparación con Limbonic Art o unos primeros Mayhem, pero por mi parte estoy en total desacuerdo con esa comparativa.

Nunca me he preocupado de a quien puedo asemejarme o si puedo sonar de una forma parecida a cualquier otra banda, simplemente me dedico a ser yo mismo y dejar que fluya lo que llevo dentro. El resto se lo dejo al oyente.

Eres de los pocos que quedan que sigues manteniendo una actitud totalmente “blacker” en lo referente al apartado visual, refiriéndome con esto a usar corpse-paint, pinchos, cinto de balas, diseños en blanco y negro, demonios, liricas oscuras… en fin, lo que mandan los cánones para un estilo como es el Raw Black Metal. ¿Te ves a ti mismo algún día saliendo en una fotografía sin las pinturas de guerra? ¿O con un diseño en un trabajo en colores digamos “llamativos”? –lo más colorido que te he visto a ti es la portada del “De Profundis” y tampoco es un despiporre de color-.                       Ahora está muy de moda esa corriente ocultista-metafísica-trascendental en la que de un día para otro han salido mil bandas con capuchas de penitente, máscaras medievales, sigilos hasta en la sopa y líricas sobre grimorios que no conoce ni el tato –las modas, como siempre, son un engorro-, dejando de lado el aspecto más tradicional y clásico del género. ¿Crees que el Black Metal debe contener obligatoriamente estos elementos estilísticos como las pinturas, cuero, balas, pinchos, etc. ? ¿Y en el aspecto lírico debe estar incluido el satanismo y los aspectos oscuros de la humanidad, ya sean las guerras, el odio, la muerte, la destrucción, etc.? ¿O es lícito bajo tu punto de vista incluir letras de temas que nada tengan que ver con esto -como las bandas políticas de una u otra ideología que solo lanzan manifiestos y proclamas más propias para unas elecciones o un golpe de estado-?

Soy un ferviente admirador del Black Metal ortodoxo y visto desde el punto de vista de los 80/90, oscuro y malevolente, sin excesivas florituras ni elementos que lo hagan destacar sobre otros estilos. Así mismo me siento unido a su imagen de esta época y lo que conlleva, así que ¿Por qué cambiar mi forma de ver el Black Metal? Me encuentro absolutamente cómodo y fiel en esta vertiente, aunque cabe siempre destacar que este es mi caso y mantengo una actitud de respeto absoluto a otras opiniones y puntos de vista, pero en mi sincera opinión estas son las raíces que marcaron este estilo.

Siempre he tenido muy claro que el Black Metal es un estilo musical para expresar la rabia del interior en cualquier forma, ya sea a toda velocidad o bien en pasajes más lentos y opresivos, y su visión depende de cada cual así como exteriorizar un manifiesto a través de palabras o simbología, todo esto no tiene por qué interferir en la forma en la que emana desde dentro, lo realmente importante para mí es que cuando tu trabajo ha terminado puedas decir que es absolutamente tuyo y que se ha completado. Caso aparte es que algún oyente pueda sentirse identificado con la forma de pensar del autor de las letras y piense en si debe o no poner en practica aquello de lo que habla la banda.

Para cerrar el tema lírico, tú cantas en el idioma de la pérfida Albión aunque desde siempre incluyes pasajes en otros idiomas como latín o noruego. ¿De que tratan habitualmente tus letras? ¿Alguna vez usas textos extraídos de algún libro de cabecera que tengas, o de algún autor favorito? ¿Compones las letras antes de la música, o después de esta y ajustas la métrica a lo que ya has compuesto?

Mis letras han tratado siempre del lado más oscuro del ser y de las muchísimas formas que encuentra para dañar, canalizado a través de la maldad, la rabia, la depresión, la guerra, la tortura… tratan de ese mundo inmerso en sacar los ojos de quien lo mira y que nos empeñamos en querer esconder de nosotros mismos.

Por lo general no suelo inspirarme en nada concreto para las letras ya que las compongo al igual que la música, sin un orden concreto, solamente voy basándome en el concepto del álbum para determinar sobre lo que van a tratar y su influencia en la música que llevaran a su vez o la agresividad con que hay que tenerlas presentes, y uso partes o fragmentos en otros idiomas si considero que el detalle enriquece el álbum en ese instante.

Este último álbum, el cuarto de tu carrera, ha sido editado en CD por el sello español (de Granada) Damnatio Ad Bestias. Anteriormente habías trabajado con otros sellos de la península así como de Rusia y Francia. ¿Qué te lleva a decidir por un sello u otro? ¿Sueles tomar tú la iniciativa y contactas con los sellos o te llegan ofertas para editar tus trabajos? ¿Para “Abomination” como fue que decidiste trabajar con ese sello en concreto y como ha sido su labor hasta la fecha con tu lanzamiento?

Ha habido ocasiones en las cuales el contacto ha llegado a través de una escucha o por una entrevista y en otras quizás la apuesta por la banda, así como también he tenido algún que otro ofrecimiento que al final se ha quedado en nada o simplemente no he visto claro y he rechazado. En el caso de “Abomination” su salida debía haberse hecho a través de otro sello, pero por algunas circunstancias no fue posible, así que como el álbum llevaba meses ya terminado, decidí contactar con Damnatio Ad Bestias y comentar el tema, básicamente no hizo falta más que una conversación para cerrar la edición.

Me siento bastante libre trabajando con Damnatio Ad Bestias, ya que me dieron toda la libertad para decidir y exponer mi trabajo a mi manera sin ningún tipo de presión o cambio por parte del sello respetando totalmente mi trabajo tanto gráfico como musical y su forma de promocionar el álbum ha sido muy extensa haciéndolo llegar a bastantes sitios. Aparte de todo esto, conocen perfectamente mi manera de trabajar y lo que conlleva un trabajo de Wulfheim, así que agradezco enormemente a Ninnagesh y Dea Iliberitanum su apuesta y confianza en “Abomination” y su valoración personal.

Llevas en activo desde el año 1995, fecha en la que bajo el pseudónimo de Baalberith formas parte de la banda Armageddon –anterior a la banda homónima sueca conocida por todos-, con la que grabas la demo “Satanis Filis” en el ’97. Después de eso y de enterrarla tras diversas vicisitudes pasas a ser una banda unipersonal ya bajo el nombre de tu alter ego WULFHEIM. Solo con tu proyecto personal llevas ya cuatro álbumes, un EP y dos splits, eso sin contar con las participaciones que has tenido en bandas como la citada Armageddon, o en otras como Svartden y Morkulv… eres un culo inquieto, eso se nota. ¿Cómo ves tú trayectoria con el paso del tiempo? ¿Estás satisfecho con lo que has hecho hasta ahora? ¿O con el tiempo y la sabiduría que da la edad hay cosas que cambiarias y nunca hubieras hecho de esa forma en que lo hiciste?
Tu primer larga duración, “De Profundis”, se lanzó en 2009 cuando ya llevabas 14 años metido en una banda y con experiencia de sobra sobre el tema. Las ansias son muy malas y veo que hay muchas bandas que por tal de tener algo en la calle rápidamente sacan un “full-lenght” en un santiamén y luego suele ser una mierda como un piano. ¿Piensas que para una banda es obligatorio tener un rodaje previo y sacar maquetas, EPs y splits antes de meterle mano a un trabajo completo y usarlo como debut sin haber grabado nada previamente o sin apenas tiempo para haberlo compuesto?

Básicamente podría decirte que Wulfheim es Armageddon, son la misma banda unos años después, ya que hacía exactamente lo mismo que ahora, con la connotación de que Wulfheim está enraizado totalmente al periodo en que Armageddon existió. Mi trayectoria ha sido marcada musicalmente como la de cualquiera supongo, con momentos muy buenos y otros tantos mejorables, pero en general me ha servido para aprender de lo hecho para poder mejorarlo en el futuro. Estoy satisfecho de lo que he grabado con los años, todo es una experiencia y sirve para situarte y refrescarte como músico y no quedar oxidado, aunque por supuesto que de poder retroceder habría cosas que hubiera hecho de maneras muy diferentes a como fueron hechas, pero quizás si no hubiera salido así, hoy otras tantas podrían no haber quedado bien.

Cuando salió el primer álbum de Wulfheim yo colaboraba en un proyecto con dos personas más que grabó dos álbumes, y “De Profundis” se terminaba de componer mientras componía y grababa el segundo álbum del citado proyecto, por eso su salida se vio retrasada, ya que tuve que posponerlo varias veces hasta que finalmente estuvo listo para salir. Yo creo que si una banda considera que su material y ellos mismos están preparados para salir al exterior entonces han visto su momento, y de ellos depende el tipo de edición, pero si todo está listo… ¿Por qué no?

Ahora que ya hemos hablado de tu último álbum y de cómo es la esencia de WULFHEIM toca una pregunta comprometida. Desde tu posición de músico y como alguien que ya peina canas ¿Cómo ves el estado de salud de esto que llamamos escena? ¿Y sobre la actitud de sus miembros en general?                                                                                         Yo personalmente pienso que aquí en España la mayoría –salvo honrosas excepciones- solo sirven para lamerse su propio pijo, y me refiero tanto al público, como a las bandas, promotores y a todo dios que va de jevi. Casi siempre veo/leo lloriqueos, apuñalamientos, falsedades, egocentrismos, marujeos, y en definitiva una actitud que no nos lleva a ningún sitio salvo a ser un jodido vagón de cola, que aun teniendo bandas con una calidad abrumadora nunca llegan a nada a no ser que salgan de aquí -mira sino a Muert y Cryfemal-, y aun así suelen ser conocidas y reconocidas allende las fronteras porque en suelo propio es un estigma ser una banda del país. ¿Crees que realmente existe una escena española o aquí cada uno va a lo suyo y al de al lado que le den? ¿Hay actividad de bandas/conciertos/público en tu ciudad? ¿Piensas que la antigua llama ya se ha apagado y el Black Metal dejó de ser el movimiento extremo y reivindicativo que fue para algunos hasta convertirse en poco más que una moda para adolescentes? ¿Existe aún el underground o ya es solo un término apto para frikis?

Es cierto como dices que aquí tenemos muy buenas bandas y calidad musical, pero yo resumiría el concepto a simplemente falta de apoyo o atención. Quizás el que la banda sea más asequible puede estigmatizarla quedando relegada a simples imitadores o en el olvido porque simplemente sea del mismo suelo que pisas y no inspira la confianza de que aquí se puede hacer lo mismo que hacen otros de fuera y en bastantes ocasiones mucho mejor y con más calidad. Por desgracia hay dentro de nuestras fronteras muchas buenas bandas, zines, sellos… que desaparecen o no tienen la oportunidad de manifestarse como merecen por esta causa.

La actividad Black Metal que se creó hace unos años cuando se puso de moda no creo que ayudara en nada a todos aquellos que si se lo tomaron en serio y aun hoy siguen haciéndolo, más bien ayudó a destrozar el trabajo de muchos y hoy esto está reflejado en lo que todavía queda haciéndolo más difícil y dificultándolo.

Yo personalmente nunca he tenido el Black Metal como una tendencia temporal a seguir, para mí ha sido siempre algo muy simple, o estas dentro o te quedas fuera, no es algo que llega y pasa de largo, más bien es una forma de ver las cosas muy distinta al resto, es algo que una vez te llama es muy difícil de abandonar.

Quizás el underground hoy es un término lleno de nostalgia para todo aquel que conoció la forma en la que realmente se movían los canales de la música extrema en el pasado y la dificultad que conllevaba el moverte en ciertos estilos que no eran sensacionalistas y por consecuencia estaban ocultos para todo aquel que no reconociera su labor y esfuerzo. Aunque si, me es grato comprobar que aún hay quien intenta que no se olvide esa esencia y lucha por mantenerla.

Siguiendo con la actualidad me gustaría saber tu opinión sobre las redes sociales, internet y toda la tecnología que nos domina en la actualidad en lo relativo a su implicación con la música extrema. ¿Lo ves como una ventaja o reniegas de ella? Sabiendo usarlo correctamente internet es una herramienta grandísima y ofrece unas enormes posibilidades para una banda, otra cosa es darle un uso pernicioso y dejar que el móvil o el PC anulen la vida real. ¿Tú le dedicas parte de tu tiempo diario a la red o por el contrario eres de esas personas que pasan del ordenador y viven perfectamente a la antigua usanza sin feisbuk, youtube, instagram y esas historias?

No creo que una red social o internet deba ser un problema, más bien en mi caso yo los uso como una base de información o de contacto con aquello que me interesa mantener, solo eso. Dependiendo de lo que cada cual busque dentro o haga uso, puede ser una buena herramienta con una gran cobertura que te ofrezca bastante, y no necesitas depender absolutamente de estar todo el día pegado al PC, como si tu existencia muriera en el momento en que te levantas. Yo personalmente los uso el tiempo necesario y nada más.

Hablemos ahora de música y bandas. ¿A día de hoy sigues escuchando material nuevo y estás metido dentro de lo que las bandas, nuevas o viejas, ofrecen? ¿O te quedas con lo que ya oías y sigues quemando tus discos de Wasp o Bathory pero no le prestas atención a lo que se va editando con el tiempo?                                                                                                   Yo soy un gran consumidor de música y mi colección de CDs es algo que no para de crecer, ya no sé ni dónde meterlos en casa. Ahora que ha llegado el resurgir del vinilo y es muy cvlt pillárselo todo en ese formato ¿Qué piensas sobre este nuevo auge del disco clásico en vinilo? ¿Lo ves lógico o una vendida de moto? –y ojo, que algunos se ven a 40€ con chorradas extras tipo “color rosa e inserto en piel de polla de indio” para sacarle los cuartos al que le haya dado por esta moda-. ¿Y tú personalmente eres más de vinilo o de CD? ¿Qué es lo último que te has comprado y en que formato?

Mis escuchas musicales no están cerradas a nada nuevo, no veo por qué tendría que cerrarme a ello, aunque mantenga mis preferencias y entre estas haya muchas bandas clásicas. Y personalmente no estoy cerrado a la vuelta de la reediciones en vinilo o cualquier otro formato, pero en mi opinión el producto que hoy tengas en las manos jamás será el que se editó en su momento ni es el mismo que en su tiempo salió, por lo tanto la excitación de la espera o aquel nerviosismo por cómo será el trabajo ya han desaparecido porque se sabe sin dudas que es o contiene, con la única diferencia de qué extra incluirá y nada más , así que más bien lo veo con el prisma de algo nostálgico que emula una época distinta ya pasada.

No suelo decantarme entre uno u otro formato a la hora de tener que conseguir algo nuevo, simplemente lo elijo cuando lo tengo delante sin preocuparme de mucho más, concretamente lo último ha sido el split Bathory/Venom en formato vinilo.

Sobre formatos para la música, ¿Qué opinión te merecen todos esos ”metalheads” que ya no les gusta el formato físico y prefieren gastarse unos euros –si es que se los gastan y no lo descargan- en pillar unos cuantos archivos en mp3 y escucharlos con el iPod? A mí no me va nada la música digital, donde se ponga tener el trabajo físico en las manos que se quite lo demás, es un gustazo poder leer las letras, bichear la portada o el libreto, ufff, que placer. ¿Crees que el audio digital ha matado la música y es un gran obstáculo para una banda que no ofrezca su trabajo así? ¿Están bandas y sellos condenados a pasarse a la venta digital si quieren seguir siendo competitivos y no desaparecer, como lo ves?

También yo soy de los que disfruta enormemente con el libreto original y el formato físico, y de la idea de que hay que saber respetar y considerar el trabajo que hay detrás de un álbum hasta la edición que llega a tus manos. El esfuerzo que realiza la banda no puede tan fácilmente dejarse de lado y debe apreciarse. No es justo cuando esto se olvida.

Inevitablemente hoy todo ha cambiado y la facilidad con que todo es asequible es enorme, así que es más que lógico que existan alternativas para conseguir casi cualquier cosa y entre ellas la forma de consumir la música. Habrá quien por supuesto opta por lo digital, y prefiere lo audible sin lo gráfico, pero yo personalmente creo que un trabajo físico que ofrezca la posibilidad de disfrutar de un concepto completo en mi opinión va muy por delante de lo digital.

Todo esto quizás podría decantarse en un futuro en que ya no se apoyen los formatos físicos ni las ediciones de alguna u otra forma y habrá quien por supuesto decida adaptarse a las nuevas corrientes si quiere servirse de ellas.

Y como cierre, pero no por ello menos importante, ¿puedes decirnos que nos depara el futuro para WULFHEIM? ¿Hay algún plan en mente para el quinto álbum? ¿Temas ya compuestos? ¿Ideas sobre cómo será ese u otro trabajo? ¿Alguna propuesta sobre splits que pueda contarse? ¿Participación en algún otro proyecto paralelo? Cuenta tus novedades o calla para siempre…

Nunca pienso en el futuro de Wulfheim, simplemente lo dejo fluir hasta el momento en que piense que ya no me ofrezca nada y entonces sabré que debo terminarlo.

Acerca de nuevo material… tengo ideas sobre un nuevo álbum que fluyen dando forma a un concepto y hay algunas cosas compuestas aunque nada en firme pero que de momento están asentando las bases de lo que necesito para trabajar, y aunque desgraciadamente mi vida diaria no me ofrece todo el tiempo que quisiera para grabar de manera constante, hay un nuevo trabajo en camino para el que me tomaré mi tiempo. De momento ahora mismo no tengo ningún proyecto o participación con nadie así que puedo dedicarme íntegramente a Wulfheim.

Ahora puedes aprovechar estas líneas para mostrarle al público donde pueden contactar contigo, dejarles los enlaces de tus páginas oficiales y tu mail… un poco de promo nunca viene mal, así que adelante con ello.

Bueno la verdad es que no soy de tener contactos o mails repartidos, ya que tampoco soy de estar muy encima de todo eso ni creo necesario tener que machacar con tu material en 300 páginas distintas, así que por lo general siempre suelo responder a través de mi página de Facebook, que es donde está la info de Wulfheim así como alguna actualización cada cierto tiempo, cualquiera puede contactarme por mensaje o escribirme desde ahí, y puede escuchar mi música en Youtube.

Bueno tío, creo que ya te he quitado demasiado de tu tiempo con todas estas preguntas, espero que no haya sido muy tedioso responder a tamaño cuestionario y no estés un tanto hasta las pelotas de mis desvaríos mentales, jejeje. Sin más me despido de ti dándote mis más sinceras gracias por tu tiempo para con esta entrevista y la atención prestada a su humilde autor. Antes de finalizar las últimas palabras son tuyas. ¡¡¡Un saludo!!!

Gracias a ti y a The Horror Dimension por el interés en mi trabajo y por supuesto por esa labor que realizáis y un fuerte saludo a las hordas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.