Crónica de Moonspell + Der Weg Einer Freiheit en Murcia (6-12-2016)

Carácter, oscuridad, elegancia, fuerza, pasión, originalidad, siniestro, potente, directo… faltan calificativos para lo que nos sorprendió anoche en la sala Garaje Beat Club en Murcia, un local perfecto, un sonido y equipo envidiable que ya muchos entornos de su tamaño querrían. Más que un concierto se pudo tratar como una reunión, como un rito, un tributo a una elegante oscuridad que la mayoría de personas no comprenden, y no se trata de una cuestión de mayor o menor grado de inteligencia, si no de una atracción inexplicable, de un placer incomprendido.

Der Weg Einer Freiheit

Los Alemanes fueron los encargados de abrir la noche con una presentación atmosférica a la par que inquietante. Der Weg Einer Freiheit demostraron que el espíritu del Black Metal sigue vivo, y no sólo vivo, sino que el mismo puede ser aderezado con estructuras progresivas.

Fue una pena para los presentes que la banda incorporara el bajo sampleado y no disfrutar del grupo al completo, pero, una apertura veloz y potente a puro ritmo de Blast Beat (gracias a la gran labor de “Tobias Schuler” a la batería) nos hizo olvidar dicha ausencia y la voz y trabajo de “Nikita Kamprad” a las voces y guitarra fue impecable, especialmente en temas como “Letzte Sonne” y “Eiswanderer” que no dejaron indiferente a nadie. Faltó algo de conocimiento de los temas – como a toda banda emergente – por parte del público y ello se notó en las partes más melódicas y melancólicas, donde el público que no conocía ciertos temas parecía necesitar de algo más de atención y silencio, pero decir que la banda subo captar la presencia de todos aquellos que venían a ver a la otra banda, al cabeza de cartel.

Moonspell

Hay conciertos que sorprenden y conciertos que enamoran, este fue de los que no se olvidan en años. Asistimos a un set-list que no se estaba haciendo hasta la fecha y que al parecer comenzarán a hacer los Portugueses en los próximos meses. Desde la siniestra, sugerente y sinuosa intro “Perverse… Almost Religious” todo el mundo entró en escena y se hizo participe del mejor golpe que esta banda haya podido aportar a la música Gothic-metal, “Opium” resonó con fuerza y metió a todo el público en situación desde el primer segundo.

El sonido fue apoteósico en todo momento, un perfecto equilibrio de cuerdas, percusión y la tan necesaria labor de Pedro Paixão a los teclados, creando una sinergia y ambiente perfecto. Por último, no necesita presentación, Fernando Ribeiro como director de orquesta, como “predicador” y como instigador de toda energía y pasión fue quien condujo el viaje por “IRRELIGIOUS”. Así fue, se esperaba – quien había consultado los sets de anteriores conciertos – un paseo por los primeros álbumes de la banda, pero no fue así. Tema tras tema, fuimos viajando a través de recuerdos de la segunda mitad de los noventa, fuimos viajando por todo Irreligious con un Fernando completamente inspirado y con el público, sus hermanos peninsulares, metido en el bolsillo.

La voz de Fernando Ribeiro es de sobra conocida: una voz y talento originales e increíbles, una voz profunda e hipnótica cuando armoniza, una voz rasgada, reptiliana, cuando lanza todo su odio sobre las líricas y predica toda esa oscuridad ruinosa y elegante. Pero no sólo es cuestión de técnica, su labor como ‘Frontman’ en todo el concierto fue espectacular.

Hay cosas que se pueden narrar o fotografiar, pero observar atónito el estado de trance en que entra en ciertas líricas de la canción es impresionante, parece creer (si es que no cree de verdad) en el mensaje que predica, se le observa en un estado de éxtasis, llegando hasta a poner los ojos en blanco, increíble. El set de “Irreligious” contó con grandes momentos e interpretaciones, “Ruin & Misery” a golpe de campana y “Raven Claws” fueron dos de los temas que más emocionaron al público, pero fue sin duda la interpretación de “Herr Spiegelmann” la más sorprendente: observar a Fernando petrificado cual estatua con dos espejos circulares en las manos a modo de ojos iluminando las caras de los presentes mientras la lírica dice “Look me, in the eyes… and drown” fue impresionante, el público quedo hipnotizado, paralizado.

Luego, cuando todo apuntaba a que escucharíamos los aullidos de “Full Moon Madness”, el grupo dio un parón, y salieron para hacer el bis que no consistió en un sólo tema; Tuvimos el placer de disfrutar de cinco temas más antes de encontrarnos con la Luna. Un pequeño set de “Extinct” – que sonó muy muy pontente – el cual contuvo “Breathe (Until We Are No More)” y “Extinct”. Después llegó el turno de “WolfHeart” a golpe de capa y la segunda mejor interpretación de la noche con “Vampiria” y la locura colectiva de “Alma Mater” (el himno del grupo). En “Vampiria” Fernando acompaño su habitual presentación, hipnotica y cautivadora, con una capa que bien vino para, junto al juego de luces, dar más dramatismo e interés a la situación, un tema bordado.

En lo que respecta a “Alma Mater” no necesita explicación. Tras estos set, nos dejaron un último coletazo, un tributo a la noche con “Night Eternal”, un tema perfecto para acabar de saciar y desgarrar al público. Por último, volvimos a cerrar el circulo de “Irreligious” y a despedir la noche con “Full Moon Madness”, el tema fetiche de los Portugueses para cerrar los conciertos. Fue graciosa la anécdota de que, en la intro, faltaban ciertos aullidos, algunos presentes en el público colaboramos en tal labor, a la cual Fernando (no se si lo tendría preparado o fue improvisado) agarró el micro para aullar, bastante más fuerte y mejor que algunos de nosotros, una buena anécdota. Y así de redonda, cual Luna llena, terminó una noche perfecta, una noche difícil de olvidar. No todos los días existe la oportunidad de rememorar viejos discos, viejos tiempos, viejos recuerdos, estas ocasiones son oportunidades únicas y rozan la perfección cuando se tiene delante a un grupo de este calibre, a un grupo como Moonspell, con una trayectoria variada e impecable.

Es un placer ver que hay algunas bandas que saben madurar, que saben envejecer y que, por suerte, saben mantenerse en el lado oscuro.

Crónica realizada por: A de Ángel
Fotos realizadas por: Marisol Huertas

Enlaces de interes:
Marisol Huertas
MadnessLive

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *