Crítica: SUFFOCATION “Breeding the Spawn” (25-aniversario)

Banda:  Suffocation

Título:  Breeding the Spawn

Año: 1993

País: EEUU

Formato: Álbum

Duración: 36 minutos

Discográfica: Roadrunner Records

Género:  Brutal Death Metal

(7.5/10)

Hubo una época dónde habían grandísimas composiciones empobrecidas con penosas o digamos “regulares” producciones, un clarísimo ejemplo es la del segundo álbum de Suffocation, menos mal que para el siguiente la cosa se volvió a solventar.

Si comparamos el trío de álbumes principales de los titanes de New York vemos que este “Breeding the Spawn” es el más flojo de los tres, no por su música ya que estaban en su estado de gracia y todo lo que hicieron en los 90’s es de órdago, no hay un solo riff que no hiciera estamparte los sesos contra el suelo, música aplastante y brutal que entraba mejor que una cerveza en un mediodía de agosto.

Tuvieron la mala idea de grabar el álbum en New York, no sé si por que querían probar un sonido diferente o quizá tuvieron algún problema logístico con Morrisound y el mítico Scott Burns, la cuestión es que para el siguiente álbum volverían a grabar con Morrisound Studios, se darían cuenta como todo el mundo de que la producción no fue lo suficiente potente en comparación con el primer álbum.

No será casualidad que la gran mayoría de temas de este “Breeding The Spawn” han sido grabados de nuevo e incluidos en posteriores trabajos, no fue mala idea ya que todo son temazos. Suffocation se encontraban en su mejor momento, no hay un sólo tema malo en este disco.

La portada quizá es la mejor de la banda, otra de las grandes obras de mr Dan Seagrave, el disco tuvo en su época reviews negativas pero poco a poco el tiempo les ha dado la razón, “Breeding” es un disco a la altura de los grandes de la banda, sólo que una mejor producción les hubiera hecho subir en el rango y estuviera a la par con “Effigy of the Forgotten” y “Pierced from Within“.

Si sois de los que defendéis este álbum a capa y espada, os recomendaría que comparéis la canción “Breeding the Spawn” en éste disco y la regrabación para 1995 incluida en “Pierced from Within”, la diferencia es evidente.. En definitiva, es un disco muy bueno con una producción muy mala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *