Crítica: TOMB MOLD “Manor of Infinite Forms”

Banda:  Tomb Mold

Título:  Manor of Infinite Forms

Año: 2018

País:  Canadá

Formato: Álbum

Duración: 41 minutos

Discográfica: 20 Buck Spin

Género: Death Metal

(8.5/10)

Cuando se juntan varios factores y todos encajan a la perfección suele salir un gran disco, en este caso se veía venir ya que en apenas dos años Tomb Mold se han consolidado como una de las nuevas bandas de Death Metal más destacadas, que diga “nueva” no quiere decir que practiquen ese Death Metal moderno actual sin espíritu, aquí sólo vamos a encontrar Death Metal primitivo, oscuro y denso totalmente anclado en la vieja escuela.

La primera escucha del álbum nos recuerda a bandas yankis como Incantation, Disma o Funebrarum, pero conforme van entrando más escuchas nos damos cuenta de que la escena finlandesa bien podría haber tenido a Tomb Mold entre sus filas hace ya 25 años ya que bandas como Demilich, Abhorrence, Adramelech o Demigod encajan muy bien con el sonido de Tomb Mold.

Sin duda estamos ante un disco muy bien estructurado, con una producción espesa y oscura que encaja muy bien con el sonido que practican, la voz de Max es pura oscuridad, estamos pues ante uno de esos discos que se hacen notar, destacan por encima del resto, riffs disfrutables y buen hacer han hecho de “Manor of Infinite Forms” uno de los mejores álbumes de este 2018 dentro del género, incluso han conseguido superarse trabajo tras trabajo ya que esto es lo mejor que han hecho en su corta trayectoria.

Éste disco va a asegurarse un privilegiado puesto entre los mejores discos del año, si lo tuyo es lo auténtico te espera una buena entrada del verano con este gran trabajo, 41 minutos y 7 temas que escucharás una y otra vez durante una buena temporada, junto a Ritual Necromancy, lo más destacado del año sin duda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.