Crítica: SULPHUROUS “Dolorous Death Knell”

Banda: Sulphurous

Título:  Dolorous Death Knell

Año: 2018

País:  Dinamarca

Formato: Álbum

Duración: 33Minutos

Discográfica: Dark Descent Records

Género: Death Metal

(7.5/10)

Primer trabajo de este dúo danés el que ocupa hoy mis líneas. Según he podido ver en su biografía, cuentan en su haber con varias demos además de un EP, aunque no os voy a engañar, hasta ahora nunca había escuchado nada de ellos.

Dolorous Death Knell” sigue la estela de ese movimiento de bandas de “Dark” Death Metal que parece estar pegando fuerte los últimos meses. Me refiero a un Death Metal muy influenciado por Incantation, Dead Congregation… Brutal, sucio, oscuro y cavernoso.

La verdad que estamos ante un trabajo de lo más correcto, de hecho diría que es un buen disco en general. Realmente no hacen nada fuera de lo común que no hagan ya otras bandas como CORPSESSED, HYPERDONTIA, TOMB MOLD o PHRENELITH, lo cual sin duda no supone un problema en sí, pero que sin embargo trae consigo un pequeño “pero”. Y es que ambos componentes llamados crípticamente “M” y “T”, son Tuna, batería de los mencionados HYPERDONTIA y Mathias Friborg, guitarra no solo de HYPERDONTIA, sino también de PHRENELITH o TAPHOS. Por un lado está más que claro su competencia y saber hacer en cuanto a Death Metal podrido y oscuro se refiere.

Tanto el disco de unos como el los otros me pareció de lo mejor en sus respectivos años de edición, así que no acabo de entender muy bien el por qué hacer algo como un producto totalmente nuevo si en su esencia es lo mismo. Tendría que pararme a leer las letras detenidamente, no sé, quizás se base en una idea y concepto lírico totalmente diferente.

De todos modos, esto no deja de ser una pega totalmente ínfima y posiblemente subjetiva, con lo que a muchos de vosotros, si no a todos, os dará igual. Lo que sí encuentro que es una pega de verdad es que el disco contiene solo siete cortes, de los cuales además uno dura menos de un minuto y el resto, pese a no ser cortos, no son una maratón musical precisamente, dejando así un disco de media hora. Y creedme que deja con ganas de más.

Y eso no es por otro motivo que el mencionado antes. Estos dos daneses han dejado bien claro que saben como hacer música brutal con una atmósfera totalmente decadente a la vez. Los riffs tienen pegada, son variados, tenemos continuos cambios de tempo, el sonido es perfecto para el estilo, combinan varias voces a la perfección así como guitarras perfectamente armonizadas creando un aura de maldad y desesperación más que notable… En fin, que realmente lo tiene casi todo para que se convierta en uno de vuestros favoritos por poco que os guste el estilo.

SULPHUROUS no inventan nada con “Dolorous Death Knell” que sus componentes no hagan ya con sus respectivas bandas, pero aun y así, estamos hablando de Death Metal de calidad y con ese aire viejuno, como debería ser siempre. Muy, muy recomendable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.