Crítica: WATAIN “Trident Wolf Eclipse”

Banda:  Watain

Título:  Trident Wolf Eclipse

Año: 2018

País: Suecia

Formato: Álbum

Duración: 42 minutos

Discográfica: Century Media

Género: Black Metal

(7.5/10)

El 5 de enero de 2018 fue la fecha elegida para el lanzamiento del último trabajo de una de las bandas más icónicas y carismáticas que ha dado el Black Metal en las dos últimas décadas, una banda con personalidad y calidad suficiente desde sus inicios para transcender más allá del género como a veces ha comentado su fundador y alma mater Erik Danielsson. Nos estamos refiriendo a los siempre polémicos, por un tema u otro, Watain, una banda que encarnó como nadie con sus dos primeros trabajos la gran esperanza para las hordas más “trves” del género y se convirtió en una de las formaciones bandera de una escena que parecía dar señales de agotamiento y estaba ávida de nuevos dioses que adorar después de los grandes titanes de los noventa.

Las expectación que levantó este trabajo era alta, fundamentalmente por dos razones, por que ya había pasado un tiempo considerable desde su anterior lanzamiento, cinco años del que para gran parte de la parroquia había sido un desilusionante y desconcertante trabajo, el cual nos dejó a casi todos descolocados, con una extraña sensación de que algo había cambiado en la banda y no precisamente a mejor, aquel flojo de pantalón llamado “The Wild Hunt” que la prensa y fans más puristas recibió con duras críticas en su mayoría y no sin razón.

Y la segunda por comprobar si la banda de ese nuevo gurú del Black Metal, el antes mencionado Danielsson, se convertiría en un nuevo Dimmu Borgir o Satyricon (otro cadáver que apuntaba a Grande de la escena del que solo recordaríamos sus gloriosos inicios), en definitiva si la banda seguiría en ese camino emprendido con el anterior trabajo en el que incluso habían coqueteado con el “establishment, el “aperturismo” a las masas y hasta me atrevería decir cierta comercialidad, algo imperdonable para sus primeros fans, los más fieles y ortodoxos. El disco tenía como nombre “Trident Wolf Eclipse“, un título ya poderoso y cautivador, buena señal. Veamos si el contenido está acorde con ese conseguido título y esa gran portada.

Vamos a entrar en harina. El primer y devastador primer tema “Nuclear Alchemy” nos empieza a despejar las dudas, este primer corte es una prueba clara y palpable que nos encontramos con un disco que en contra de lo que se podría aventurar y por fortuna para muchos entre los que suscribe, entronca perfectamente como el sucesor natural de aquel notable “Lawless Darkness” del 2010, pareciese como que la banda hubiese sido consciente de que el anterior “The Wild Hunt” había sido una anomalía, una cagadita que debía quedar en el olvido y que habían decidido seguir por la senda más lógica a su esencia, una evolución más acorde y coherente a lo que habían sido sus primeros discos, vamos, un giro en toda regla en la dirección correcta.

Cuando uno escucha trallazos “corta cuellos” como la infernal “Sacred Damnation” o la apabullante “Furor Diabolicus” con ese ritmo trepidante y abrasador lo primero que te viene a la jodida cabeza es “Watain está de vuelta y muy cabreados!!!”. A destacar también la fiereza de cortes como “Towards de Sanctury“, un tema que entra a cuchillo con montañas de Blast Beats y un ritmo enfermizo y avasallador o la destructora y demencial “The Fire of Power“, un nuevo himno made in Watain que seguro dejará a la parroquia sin aliento en sus próximas descargas.

En definitiva un disco que quizá no esté al nivel de sus dos primeras y aclamadas obras de rabioso y caustico Black Metal, eso ya sería una verdadera proeza a estas alturas, pero al menos compite en igual de condiciones con el citado “Lawless Darkness” o su anterior “Sworn to the Dark” y eso ya es mucho!!!.

El tridente más peligroso del Black Metal ha dado un puñetazo encima de la mesa con este nuevo disco, y es que una vez más se demuestra que cuando se quiere se puede y nunca es tarde para rectificar un borrón… Creo que todos lo celebramos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *