Crítica: CARCASS “Heartwork” (25 aniversario)

Banda:  Carcass

Título:  Heartwork

Año: 1993

País:  Reino Unido

Formato: Álbum

Duración: 42 minutos

Discográfica: Earache Records

Género:  Death Metal Melódico

(8/10)

CARCASS es una de esas bandas que es imposible no conocer y que logró asentar, seguramentr sin querer, las bases de dos estilos diferentes dentro del metal extremo. Quizás ninguna otra banda haya logrado influir tanto como ellos dado que luego no han parado de salir auténticos clones tanto en Goregrind como en Death Metal Melódico.

“Heartwork” supuso la ira de los fans de la primera época de la banda, por un lado, y a la vez un álbum totalmente incomprendido en general. Los de Liverpool sin lugar a dudas por segunda vez habían sido unos adelantados o más bien casi unos visionarios de cuales podrían ser lo derroteros de la música extrema.

Analizando con la perspectiva y frialdad que dan los 25 años que han pasado desde su lanzamiento, he de decir que no soy nada fan de la vertiente más edulcorada del Death Metal porque el estilo con el tiempo se ha convertido en algo bastante empalagoso rodeado de masturbamástiles por doquier.

Por eso volver a escuchar el prototipo original de un género, donde todo era prácticamente innovador y sin sesgo alguno, me ha servido para de nuevo constatar que hay quien nace con estrella pero que realmente vivimos rodeados de estrellados.

Centrándonos en el disco, lo primero que destacaría es que está ejecutado a la perfección y que no me quedo con la ración de “azúcar” del señor Michael Amott, sino con el excelente trabajo del bajo y de la batería. La mezcla de Heavy Metal tradicional, Thrash Metal y Death Metal planificada con precisión dio como resultado composiciones libres de cliché alguno.

Lo menos bueno quizás sea la voz que resulta algo lineal, probablemente por la novedad de tener que probar que registro vocal casaba mejor con el nuevo sonido. Otro aspecto negativo es que cuando escuchas el disco del tirón, ningún tema brilla sobre los otros de forma que nunca asocio este disco con un temazo concreto. Seguramente también por ese motivo cuando quiero escuchar discos antiguos casi nunca me acuerdo de este en particular.

Agradezco sin duda y merece mis respetos cualquier semilla o germen dentro de la escena. También, pienso que ha evolucionado mejor la escena Grindcore, dado que el Death Melódico ha derivado en algo totalmente indigesto para población general y para mí en particular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.