Crítica: BLASPHEMY “Gods Of War” (25 aniversario)

Banda:  Blasphemy

Título:  Gods Of War

Año: 1993

País:  Canadá

Formato: Álbum

Duración: 41 minutos

Discográfica: Osmose Productions

Género: Black Metal

(10/10)

Recuerdo las palabras que mencionó un amiguete cuando escuchamos por primera vez el “Fallen Angel Of Doom…” : “estos hijoputas no saben ni tocar un DO”, quizá no fuera para tanto, pero es cierto que con los de Burnaby estamos ante una de esas formaciones que pueden considerarse un paradigma en la “optimización de recursos”: no se puede obtener más resultados con menos elementos.

Aspecto de hooligans con cara de nudillo ensangrentado, de entrevistas con respuestas expeditivas y abruptas, siempre portando munición y metralla suficiente para iniciar una pequeña guerra…pues esa es la presentación de una de las bandas más influyentes y decisivas para entender el Black Metal actual…y con solo DOS discos de ¿estudio?.

Los canadienses parten de un concepto elemental que tiene su origen en la eficacia de los primerísimos trabajos de BATHORY y, posiblemente, los SLAUGHTER canadienses, además igual que el maestro sueco en sus primeros discos apuestan por la velocidad, en el caso de BLASPHEMY creo que estaba influida en cierta medida por el entonces emergente Grindcore; otra influencia importante para esta banda es SARCOFAGO y sus machinegunbeats de batería, que en el caso de Three Black Hearts Of Damnation And Impurity quedan elevados a la categoría de incidentes tectónicos.

Respecto a éste su segundo trabajo, datado en 1993, se puede decir que tiene una sonoridad más entendible que su predecesor, menos abrupta, lo que permite apreciar esa capacidad que tenían los canadienses para ambientar de manera morbosa y críptica sus canciones; esto último queda favorecido por el hecho de que este segundo trabajo admite influencias de un tosco y cavernoso Death Metal y por un imaginativo empleo de los efectos. De importancia capital en esta banda es la voz de Gerry Joseph aka Nocturnal Grave Desecrator And Black Winds, de cuya voz se podrían decir muchas cosas pero yo lo voy a simplificar: esparce terror y negrura…y así resumo lo mucho que ha aportado este vocalista a las bandas más extremistas de Black Metal. Importantísimo también destacar los imaginativos, expeditivos y oscuros solos de Geof Drakes aka Caller Of The Storm.

Temas con una ambientación tan densa como el plomo y oscura como una nigromancia, canciones de riffs elementales y salvajes de una efectividad única, música despiadada y vertiginosa, un sonido que es el sonido del Abismo y la Condenación, pero atención, en este su segundo disco mostraron algo más de ductilidad: los temas se muestran más compactos, contienen mas ideas, mas sonoridades, pero siempre sin extraviar el Infierno que es BLASPHEMY. Temas como “Emperor Of Black Abyss”, “Empty Chalice” me parecen un paradigma de lo que es el Death Metal, la canción “Gods Of War” es un trallazo casi Grindcore, y hay una joya oculta y olvidada que es “War Command” un tema de 45 segundos que es un latigazo en la espalda. Y todo esto en poco más de 20 minutos…es normal que tuviesen que añadir como extra la demo “Blood Upon The Altar”.

Por encima de todo y ante todo, esta banda ha aunado diversas influencias y diversas capacidades para conseguir algo que muy pocos han logrado….incluso tocando muchísimo más que los Angelitos del Canadá…BLASPHEMY tiene su propio sonido y su propio sello de identidad…pocos, muy pocos pueden decir eso.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.