Crítica: AUTOPSY “Acts Of The Unspeakable” (25 aniversario)

Banda:  Autopsy

Título:  Acts Of The Unspeakable

Año: 1992

País:  EEUU

Formato: Álbum

Duración: 35 Minutos

Discográfica: Peaceville Records

Género: Death Metal

(9/10)

Aun recuerdo el momento en el que escuché este disco allá por el 92: no me gustó. En ese momento me pareció un trabajo con un contenido muy irregular. Yo esperaba otro “Mental Funeral” más parco en contenido, pero más sólido. Todo ideas incorrectas…

AUTOPSY fue y será una banda que lo tuvo y, sobre todo, lo tiene más fácil que otras a la hora de hacer un buen disco, sencillo, AUTOPSY es de ese exiguo elenco de bandas que suenan a ellos mismos. En este tercer trabajo ese sonido, por supuesto, también comanda los 18 temas que conforman el trabajo. Vamos a ver, ¿en qué consiste AUTOPSY?, las afinación de una estrella de neutrones, un bajo plúmbeo y la endiablada batería de Chris Reifert, todo esto moviéndose al compas de riffs en los que BLACK SABBATH pueden verse más favorecidos, porque es cierto que para AUTOPSY la cadencia Doom Metal siempre ha sido de mortal importancia, pero, ciertamente, las aceleraciones han sido algo muy característico de esta banda, y en esas lides la demoniaca batería de Chris era y sigue siendo otra cosa, ¿por qué cómo es posible que una cosa pesada sea tan ligera?, pues gracias a la compenetración de la que siempre ha gozado esta banda en lo que se refiere a la base rítmica dan la sensación de que todo es fluido a pesar de la espesura del sonido. Pero todo esto define parte del cavernoso y homogéneo sonido AUTOPSY, y no es todo, faltan las guitarras, esas guitarras chillonas y afiladas de Cutler y Coralles, esas guitarras dinámicas que otorgan esa coloración tan distintiva a los californianos.

Escuchando con perspectiva los viejos discos de AUTOPSY y también los actuales, tengo la impresión de que el viejo Reifert, mucho más después de recordar lo condescendiente que era en sus palabras antaño, era un tipo que escuchaba a todo el mundo pero no hacía caso a nadie. Quiero decir, en sus discos se observa una cultura, una historia: diferentes momentos de la música, diferentes estilos, diferentes conceptos… que los californianos dieron forma de Death Metal a través de temas de mucha calidad, muy sólidos y que sigue estando de plena actualidad a pesar de haber pasado casi tres décadas…creo que es lo que se llama ser influyente. Cuando el tiempo te da la razón es que lo hiciste bien.

Ha sido un morboso placer profanar este viejo cadáver para saciarme es sus execrables contenidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *