Crítica: ABSU “Barathrum: V.I.T.R.I.O.L.” (25 aniversario)

Banda:  Absu

Título:  Barathrum: V.I.T.R.I.O.L.

Año: 1993

País:  Estados Unidos

Formato: Álbum

Duración: 31 minutos

Discográfica: Gothic Records

Género:  Death Metal

(8/10)

Este es un disco totalmente incomprendido debido seguramente al momento en que vio la luz y a que la banda todavía no era conocida. A esto hay que sumar que además es muy diferente a todo lo que ABSU editó después. Para más inri Proscriptor era bastante nuevo en la banda pese a escribir la letra de las canciones.

La relación de ABSU con el Black Metal realmente ha sido bastante liviana seguramente porque el Black Metal como estilo todavía no estaba del todo definido en esa época y la banda tenía que buscar sus influencias en otra parte. Eso supuso que la mezcla que encontramos en Barathrum – V.I.T.R.I.O.L de Death y Black metal realmente sea poco ortodoxa pero se agradece la oscuridad y ocultismo que supuso la incorporación de Proscriptor, cuestión que puede apreciarse claramente si comparamos este disco con el lanzamiento anterior de ABSU, el EP “Temple of Offal”.

La batería recuerda a los primeros Darkthrone y aunque tampoco vamos a encontrar riffs suecos, el sonido termina siendo muy original sin lugar a dudas y todavía más teniendo en cuenta la poca escena que había en ese momento. Las partes más lentas recuerdan a Incantation y el Death Metal recuerda al estilo Florida. Se podría decir que el Black Metal aporta la atmósfera y el Death Metal la pesadez en este disco. Por fortuna los teclados ambientales aparecen lo justo y necesario.

Pese a que el disco es muy corto, dado que son 30 minutos de las cuales seis se van con la intro y el outro, estamos ante un claro ejemplo de inmadurez musical pero con un encanto, una eficacia y un feeling impropio para una banda joven como era entonces. Los seguidores ABSU es probable que tengan este disco olvidado pero si lo escuchasen de nuevo se darían cuenta que el paso del tiempo ha hecho que estemos ante una pequeña joya adelantada a su tiempo.

Claro ejemplo de la importancia del momento en el que suceden las cosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.