Crítica: ABBATH «Outstrider»

Banda: Abbath

Título: Outstrider

Año: 2019

País:  Noruega

Formato: Álbum

Duración: 35 minutos

Discográfica: Season of Mist

Género:  Black Metal

(4/10)

Hacerse un traje a medida no está nada mal para una fiesta de alto nivel pero a nivel musical implica quedarte con el culo al aire. Ser honesto está genial porque así demuestras ser humano y tener tus propias limitaciones como todos nosotros. “Outstrider” implica que Abbath toma el control absolutamente de todo. Para ello se ha rodeado de músicos que no le pongan ningún pero a nada. No es que los músicos actuales no tengan personalidad propia pero con King Ov Hell y Creature era imposible que no dejasen su huella o por lo menos lo intentasen. Pronto se los quitó Abbath de encima.

Aunque cualquier curtido por estos lares ya sabe que IMMORTAL era Demonaz, ahora que Abbath muestra todo su “potencial” aún queda más patente. Este disco es inclasificable. Decir que es Black Metal es una falacia. Es una especie de Heavy Metal moderno con guiños ocasionales de algo parecido al Black Metal.

Todos los temas son insulsos y un continuo quiero y no puedo. Te quedas siempre esperando cuando va a venir lo bueno. Solo tiene un pase el single que sacaron titulado “Harvest Pyre” cosa que no me parece casual dado que es la única canción potable. No quiero encenderme como en otras críticas porque creo que no esté diciendo nada nuevo o sea una sorpresa el contenido del disco. El resto de canciones se vienen a momentos más o menos buenos, pero eso, momentos.

Abbath por desgracia hace tiempo que se ha transformado en una caricatura de si mismo y en una triste marca. “Outstrider” conforme entra por un oído sale por el otro y cuesta cierto esfuerzo escucharlo de una tacada. A los niños que empiecen ahora en esto es probable que les guste para postureo e ir de medio malotes, pero no hay por donde agarrarlo.

Lo bueno es que todo esto me ha servido para recordar el único disco bueno que ha sacado Abbath fuera de IMMORTAL fue con la banda I que desgraciadamente pronto se disolvió. Ese disco era como escuchar MOTORHEAD en versión Black Metal. El secreto de nuevo no fue él sino el elenco de músicos que se juntaron.

Moraleja: ¡uno es lo que es, no solo por uno mismo, sino por la gente que le rodea!

1 Comment

  1. Octavio Gomez dice:

    Excelente critica, un disco fácil, de esos que se olvidan pronto, gracias por la info

Responder a Octavio Gomez Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.